VIDEOS, REFLEXIONES, NOTICIAS Y MUCHO MÁS

Pasando la Antorcha Encendida

A lo largo de las páginas de la Biblia encontramos sucesivamente como los grandes instrumentos de Dios no dejaron a la deriva y sin dirección al pueblo de Dios, sino que se aseguraron en dejar a alguien que continuaba la misión encomendada por el Señor.

La clave para salvaguardar la obra de Dios es encontrar alguien que tome el relevo para llegar a concretar el plan de Dios.

Una señal de salud espiritual y fecunda acción pastoral es extender el Reino más allá de nuestras propias limitaciones de tiempo y espacio. Un líder responsable y fiel a Dios, sabe que la obra no puede terminar con  él, sino que debe trascender a su propia contingencia. Eso implica saber que tenemos que preparar futuras generaciones de líderes que serán capaces de transmitir la visión con celo apostólico.

Pasar la antorcha encendida exige desprendimiento, madurez, entrega, sacrificio y una gran dosis de fe, para confiar el trabajo a otros lideres más jóvenes. Sin embargo es necesario preparar el camino para que otros asuman responsabilidades. Al final de nuestro servicio deberemos dar cuenta de los talentos recibidos y uno de los aspectos a ser examinados  será si dejamos a alguien lo suficientemente convencido y comprometido con la obra de Dios.

Nuestra oración debe ser una constante plegaria para ser capaces de entregar la "Antorcha Encendida" a las nuevas generaciones de la Iglesia.